Donde comer en valldemosa

Restaurantes de Valldemossa

El nombre del restaurante se debe a que está ubicado en un antiguo taller mecánico. Y si bien es cierto que sigue manteniendo ese toque de “open space¨ , hay que decir que se ve genial en cada rincón y detalle, ya que su propietario, Nico, ha conseguido que el proyecto arquitectónico y la reforma realizada, sea una reforma de esas que hasta para los más distraídos, no pasa desapercibida.

Por no hablar de todos los amantes del buen gusto, de la arquitectura, de la decoración y de las simetrías… un lugar de líneas rectas donde se juega con el concepto de cocina vista, un gran espacio que parece un gran salón, un rincón con sofás, grandes ventanales que recuerdan a los antiguos estudios y talleres de las afueras de cualquier gran ciudad. Espacios tan de moda en las últimas décadas que incluso se han convertido en lofts para vivir.

Y es que la disposición de las mesas alrededor de este gran ¨open space¨, las estufas con estética de chimeneas antiguas, y los detalles justos y medidos de cada rincón, te hacen pensar que podrías estar en el salón de casa.

  Valldemar segur de calafell

Es taller valldemossa

Acerca de Look MallorcaLook Mallorca está formado por un equipo internacional, súper talentoso y asombroso, comprometido a crear con cada edición una publicación llena de emoción, pasión con nuevas experiencias extraordinarias y emocionantes.Síguenos

La isla de Mallorca seguramente tiene más que ofrecer que los centros turísticos de playa y el turismo de masas. El bonito pueblo rural de Valldemossa, en la sierra de Tramuntana, está a sólo 20 kilómetros de Palma. A pesar de su proximidad a los principales puntos turísticos, Valldemossa parece otro mundo. Es el lugar perfecto para el recreo y también una gran base para las excursiones por los alrededores. En nuestro post encontrará toda la información sobre este pequeño y encantador pueblo.

Valldemossa está situada en la parte occidental de la Serra de Tramuntana y a sólo unos 15 o 20 minutos en coche de Palma. Con el autobús tardará unos 30 minutos en llegar al bonito pueblo. Tome la línea 210 de los autobuses TIB que circula con frecuencia en dirección al Port de Sóller desde la Estació Intermodal en la Plaça d’Espanya de Palma.

  Valldemar segur de calafell

Desayuno en Valldemossa

El ambiente elegante y acogedor de nuestro comedor y terrazas se combina perfectamente con un estilo de cocina que hace especial uso de productos propios y locales de alta calidad y nuevas técnicas que combinan sabores y texturas con una cuidada presentación. Los niños no se quedan fuera, ya que nuestro equipo estará encantado de ofrecerles nuestro menú especialmente creado para ellos.  Consulte con el personal del hotel para obtener más detalles sobre nuestras opciones para celebraciones de grupos.

Sabemos que el desayuno es la comida principal del día. Por eso ofrecemos una amplia variedad de productos frescos fríos y calientes en nuestro petit buffet. Desde las tradicionales cocas de patata y ensaimadas de Valldemossa hasta tomates de ramallet mallorquín, especialidades de embutido mallorquín y quesos, pasando por nuestro propio aceite de oliva virgen extra, wraps de salmón y aguacate, fruta fresca y nuestra carta de platos de huevos de nuestras propias gallinas, crepes y batidos.

La posada valldemossa

A 17km al norte de Palma tenemos el Valle de la Mussa, de cuando los árabes dominaban esta alquería llena de terrazas de cultivo. Pueblo de Santa Catalina Thomás y donde George Sand y su amante Chopin se alojaron durante un invierno, Valldemossa es un bonito pueblo con callecitas que suben y bajan, miradores, flores, restaurantes y pastelerías. Castaños, palmeras y pinos centenarios se retuercen y dan frescura y sombra a este vergel.

  Valldemar segur de calafell

Además de pasear por sus misteriosas calles con ese brillo tan característico de su piedra, recomendamos empezar por La Cartuja de Valldemossa: un complejo con una iglesia con frescos de Francisco Bayeu, y diferentes estancias entre las que se encuentra una antigua farmacia perfectamente conservada con utensilios de la época. Una de las habitaciones es la celda nº 4: la escritora George Sand y su amante Frédérick Chopin se alojaron allí durante 56 días. Allí escribió “Un invierno en Mallorca”, una obra muy crítica con la sociedad inmovilista de la isla en 1838. Chopin también compuso sus mazurcas, polonesas y nocturnos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad